La Inteligencia artificial y marketing

La inteligencia artificial (IA) está presente en todos los aspectos de la sociedad, ya sea en ingeniería, informática, medicina o educación. Si alguien ha subido una fotografía a Facebook ya ha hecho uso de mecanismos de IA al etiquetar a sus amigos o reconocer los rostros que allí aparecen. Como no podía ser de otra manera, también está presente —y ganando protagonismo— en el mundo del marketing, que se encuentra con la necesidad imperante de ofrecer al cliente una experiencia lo más personalizada posible y que responda de manera precisa a sus necesidades. Todo ello sin olvidar cómo hacer más eficiente la inversión en marketing de las compañías.

Y no solo eso, el cliente espera que superemos sus expectativas y que generemos en él una impresión duradera y positiva. Para ello es necesario medir y prestar atención a todos los datos relevantes, no distraernos con aquello que no suponga una mejora de la experiencia o de la forma de trabajar. De esta forma, obtener la máxima cantidad de datos, y saber analizarlos de manera eficiente, se convierten en requisitos del marketing inteligente.

La Inteligencia artificial y marketing la inteligencia artificial y marketing La Inteligencia artificial y marketing transparent

La IA aumenta la eficiencia y productividad de los equipos hasta límites impensables

INTUICIÓN O INFORMACIÓN
En cuanto a la primera de esas premisas, la relacionada con la necesidad de obtener la máxima cantidad de datos, existen herramientas de big data que permiten que nos abastezcamos de ese flujo incesante de información, en grandes cantidades y a un coste bajo. Precisamente, es en este contexto en el que la IA se revela como una herramienta clave para el marketing digital y la experiencia de usuario. Su capacidad de procesamiento de datos permite acceder de manera clara a la información y categorizarla sin necesidad de hacer uso de la “intuición”, que a menudo resulta la única (y poco fiable) arma del vendedor.

El software de IA aplicado al marketing funciona como un asistente, ya que absorbe el flujo de información proveniente de las herramientas de big data y lo analiza para, a continuación, llevar a cabo una segmentación inteligente y una categorización de los distintos leads, estructurando los datos de manera eficiente y clara.

Además, las herramientas de IA pueden ir un paso más allá; servicios como Salesforce Einstein pueden proponer vías de actuación o sugerir maneras de ajustar las acciones a los intereses y necesidades reales. Al añadir estas dos funciones a la precisión del análisis y la rapidez de la IA, es posible aumentar la eficiencia y la productividad de los equipos hasta límites impensables con otros recursos.

LA REVOLUCIÓN DE IA
El impacto de la IA en el sector se está empezando a notar. El informe 2017 State of Marketing elaborado por Salesforce refleja la realidad de la revolución que está significando la IA. En esta encuesta, realizada a 3500 marketers de todo el mundo, se muestra que más del 50 % de los encuestados emplea actualmente tecnología de IA y casi un 30% planea emplearla en el futuro próximo. De aquellos que usan esta tecnología, el 57% considera que es fundamental en su labor de seguimiento personalizado del cliente y el 59% afirma que es una herramienta que aumenta la productividad. La tendencia, por tanto, es clara.

Podría parecer que el empleo de IA requiere aún unas capacidades técnicas y una inversión que no están al alcance de la mayoría de las empresas, o que el ROI no es todo lo rápido que se podría desear, pero nada más lejos de la realidad.

Salesforce Einstein es una solución de IA que opera en la nube; ofrece así un medio sencillo y asequible de acceder a las potencialidades que tiene el uso de esta tendencia en el entorno del marketing.

La Inteligencia artificial y marketing la inteligencia artificial y marketing La Inteligencia artificial y marketing transparent

El objetivo de Einstein es ayudar a la empresa a adaptarse a las necesidades de los clientes, y hacerlo en tiempo real. Pero no solo se trata de responder (modo reactivo), sino que también permite anticiparse (modo proactivo), lo que potencia de manera concreta tres áreas clave:

Scoring predictivo. Esta función permite medir la probabilidad de que los clientes vayan a interactuar con los correos electrónicos que se les envían, la posibilidad de que se den de baja de los servicios o la de que realicen una compra online. Gracias a esto, los profesionales pueden determinar qué es lo que verdaderamente mueve al cliente y, de esta manera, ajustarse mejor a las necesidades y expectativas.

Predicción de audiencias. Analizando el comportamiento de los clientes, el software de IA puede ayudarnos a segmentar de manera predictiva a los clientes que muestren unos patrones similares. De este modo, es más fácil conseguir centrar las estrategias para asegurar la implicación de los clientes y aplicarlas al grupo segmentado, en lugar de tener que llevar a cabo el estudio caso por caso.

Optimización de los envíos omnicanal. La posibilidad de programar envíos de información por el canal adecuado, y en el momento en el que hay una mayor probabilidad de que el cliente responda y se implique en el mismo, facilita la labor de los vendedores y maximiza el impacto de los mensajes. Por ejemplo, Salesforce Einstein tiene en cuenta si el usuario preferirá un contacto por SMS, mobile push o un correo tradicional. También tiene en cuenta los horarios más adecuados de contacto para cada cliente.

Estas herramientas significan una nueva etapa en el conocimiento del consumidor

SEGMENTACIÓN INTELIGENTE
Estas tres funcionalidades combinadas permiten llevar a cabo un seguimiento de los clientes que es, a la vez, personalizado y a gran escala. La segmentación inteligente y precisa garantiza que el mensaje se adecúe al cliente pero además es extensible al segmento al que pertenece dicho cliente. Como es previsible, esto aumenta la eficiencia de todo el sistema y permite a los marketers enfocarse en el cliente, en cada tipología y en los detalles sutiles que determinan su comportamiento en cada una de las etapas del proceso de compra.

La Inteligencia artificial y marketing la inteligencia artificial y marketing La Inteligencia artificial y marketing transparent

En resumen, las herramientas de IA significan una nueva etapa en el conocimiento del consumidor por parte de los expertos en marketing. No se trata solamente del manejo de grandes cantidades de datos, sino que es una garantía de mejora en este proceso infinito de acercarnos al cliente, proporcionarle la mejor experiencia de compra y ser capaces de prever cuál será la próxima tendencia.

La Inteligencia artificial y marketing

http://www.digitalbizmagazine.com/inteligencia-artificial-y-%20marketing/